El término de Medicina Antienvejecimiento fue acuñado en 1992 por Ronald Klatz y hace referencia a una rama de la medicina basada en la aplicación de tecnologías médicas y científicas para la detección precoz, prevención, tratamiento e inversión de los trastornos y enfermedades relacionados con la edad. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas y dar los consejos adecuados para prevenir las enfermedades asociadas al envejecimiento y que este sea de calidad dado que no puede pararse ni detenerse.

Actualmente la Ozonoterapia es una técnica terapéutica indispensable en una Unidad de Medicina Antienvejecimiento, debido a su eficacia probada en diferentes modelos experimentales tanto en animales como en humanos, realizados con Ozonoterapia, han otorgado un papel fundamental en la activación y/o estimulación endógena de la superóxidodismutasa , catalasa y glutatión peroxidasa,de tal manera que estimulaciones periódicas y repetitivas con ozono provocan un controlado estallido respiratorio capaz de iniciar señales activadoras de distintos mecanismos y que de forma asombrosa, dotan a la ozonoterapia de una mecanismo de acción diverso convirtiéndolo en una terapia de amplio espectro muy poderosa al actuar no solo como oxigenante, antiinflamatorio, germicida, inmunomodulador si no como un potentísimo activador de los sistemas antioxidantes enzimáticos.

El Ozono se encuentra en la naturaleza de forma natural en la atmósfera, pero para su uso terapéutico se utilizan los generadores de ozono médico que mediante una descarga eléctrica de alto voltaje, hace que el oxígeno de desdoble en sus dos átomos y unirse a un tercer átomo dando lugar a un oxígeno triatómico inestable y debido a esto puede separarse fácilmente y combinarse con otras moléculas provocando su oxidación, y por ende, su destrucción. Siendo esta propiedad lo que lo convierte en una herramienta poderosa ya que le permite destruir toxinas, virus, bacterias, hongos. Lo que se utiliza es una mezcla de oxígeno-ozono que es inocua como demuestran cientos de estudios científicos y hace que hoy en día, su uso sea más habitual en todo tipo de patologías.

Las primeras referencias de su uso en medicina fueron en 1881 a cargo del Dr. Kellog que lo utilizó para tratar difteria y dos años después se instalaría la primera planta para potabilizar agua con ozono en Ousband (Holanda). En 1885 el Dr.Charles J.Kenworth perteneciente a la Florida Medical Association, publicaría la obra llamada Ozone en  la que detalla el uso del ozono con fines terapéuticos. Once años después sería Nokolas Telsa quien patentó su primer generador de ozono fundando en 1900 lTelsa Ozone Company. En 1953 fue el Doctor alemán Hans Wolff quien escribió el libro Ozono Médico y fundó la primera escuela de Ozonoterapia para médicos, con lo que a partir de ese momento los médicos alemanes empezaron a utilizarlo en el tratamiento de gran variedad de enfermedades, tanto de forma aislada o como apoyo a terapias convencionales.

Efectos y propiedades del Ozono Médico 

  • Regulación del Estrés Oxidativo. El estrés oxidativo causado por radicales libres puede producir hasta 250 diferentes enfermedades. Los radicales libres provocan daños en la membrana celular, por lo que la regulación de este estrés oxidativo es una importante influencia para recuperar la salud. Crean radicales libres el tabaco, las drogas, un estado de hipoxia, dietas hipocalóricas, dietas insuficientes de antioxidantes, isquemias, procesos de inflamación y ejercicio excesivo.
  • Como Modulador metabólico: Disminuye el colesterol, triglicéridos HDL (Lípidos de alta densidad aumentan) los lípidos de baja densidad quedan igual.
  • El ozono es un efectivo antiagregante plaquetario.
  •  Modulación de la actividad del sistema inmune: aumenta la función de los linfocitos T y la producción de células blancas y la de interferón, interleukina-2 y el factor de necrosis tumoral, que el organismo utiliza para combatir infecciones y el cáncer.
  • Alto poder germicida, virucida y fungicida. En un estudio Cubano “El Precondicionamiento Oxidativo con Ozono como estrategia para restaurar el equilibrio redox en el Shock Séptico. Revisión” vieron que le precondicionamiento oxidativo con Ozono se ha propuesto como una novedosa terapia, previniendo el daño inducido por las especies reactivas del oxígeno en las células. (Centro Nacional de Investigaciones científicas. Centro del Ozono). 
  • Revitalizante: Aumenta el intercambio de K, Na. Este intercambio de sodio potasio, en niveles normales está relacionado con la disponibilidad de energía por su influencia en la glucolisis.
  • Regenerador: Es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejido, por lo cual resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de difícil curación, en ulceraciones de diverso tipo, en los tejidos articulares, en medicina estética, etc. la ozonoterapia puede ayudar a preservar el hígado.
  • Antiálgico y antiinflamatorio: En aplicación local, presenta estos efectos, por actuar neutralizando mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y facilitando la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios como histaminas, quininas, etc.
  • Actividad Desintoxicante: ayuda a degradar toxinas diferentes que el organismo acumula por diferentes vías (medio ambiente, alimentación) ayuda a disolverlos y eliminarlos, por lo tanto, aligera la carga tóxica del cuerpo.

Llámanos        +34 958 52 25 16