¿Para qué está indicado?

La terapia de Quelación con EDTA constituye una parte, de un programa terapéutico integral para el tratamiento de la ateroesclerosis. La terapia mejora la salud reduciendo la carga normal de calcio y metales pesados e incrementando el nivel de minerales como el magnesio y el potasio, además de producir una recalcificación ósea. También se incluyen recomendaciones nutricionales y dietéticas, suplementos nutricionales por vía oral, control del estrés y medicación si fuera necesario.

La Quelación es un tratamiento médico no quirúrgico que ayuda a mejorar la función metabólica y circulatoria al mismo tiempo que elimina y reequilibra los iones metálicos del cuerpo. Moviliza los metales pesados y el calcio, que están presentes en las placas aterogénicas, y son eliminados a través de la orina. El EDTA atrae y elimina el calcio en libertad obligando al organismo a obtener calcio de lugares donde se deposita de forma anormal. Como consecuencia secundaria a la eliminación del calcio, se favorece el metabolismo del colesterol y triglicéridos, se metabolizan los depósitos grasos desdoblando las macromoléculas en moléculas más pequeñas. El EDTA no disuelve el calcio ligado a proteínas, huesos, dientes, etc., pero en cambio si el de las placas ateromatosas cuya fijación es débil, ya que es una fijación electroestática.

¿En qué consiste el tratamiento?

Cuando el paciente acude para el tratamiento de la Quelación, se le practica un estudio completo de sus posibilidades con tratamiento de la limpieza arterial. Si es preciso para conocer el estado del paciente se le practica un electrocardiograma, doppler o arteriografía. Cada caso es distinto y se le informa al paciente de sus posibilidades con tratamiento de la limpieza arterial.

La Quelación se puede prescribir como:

TRATAMIENTO PREVENTIVO: En estos casos se practican 6-8 sesiones al año, como medida preventiva para mejorar sus arterias.

TRATAMIENTO DE PATOLOGÍAS: Personas que tienen una enfermedad vascular, como Diabetes, Arterioesclerosis, Alzheimer, Parkinson, Isquemias, Impotencia sexual vascular. En estos casos se practican 1-2 sesiones a la semana dependiendo de la gravedad del paciente hasta conseguir la revascularización arterial.